“CONSTRUYEN CENTRO EDUCATIVO MODELO EN BERMEJO”, Mercedes Fernández.

Con financiamiento gallego.

CONSTRUYEN CENTRO EDUCATIVO MODELO EN BERMEJO

La escuela Timoteo Rondales de Bermejo recibió la aprobación de 120 mil euros de parte de la Dirección Xeral de Cooperación Exterior de la Xunta de Galicia– España, para implementar un proyecto educativo innovador en la población de Bermejo, provincia Florida. El saldo (alrededor de 40 mil euros), será financiado entre la alcaldía y la comunidad.

Los alumnos se formarán a nivel técnico  profesional en cultura y turismo enmarcados en  los principios de la educación para la ciudadanía y el desarrollo;  promoción de la solidaridad y el voluntariado; educación medioambiental,  valoración patrimonial y educación para la igualdad de género.

Municipioshoy (Bermejo).

El  hermanamiento entre  la  Unidad Educativa, Timoteo Rondales y el Instituto de Educación Secundaria (IES) Carlos Casares de la comunidad gallega de Viana do Bolo, iniciado hace cuatro años, consolidó el financiamiento para construir la nueva  infraestructura del siclo secundario que se concluirá hasta septiembre de 2009.

Según los expertos en pedagogía y la misma  comunidad educativa de  Bermejo, el segundo paso será revolucionar la oferta educativa  tradicional.

Por ello, dentro de los márgenes de la Educación Boliviana, se trabaja en la elaboración  y desarrollo de un proyecto pedagógico “novedoso” para la formación a nivel de técnico profesional  del alumnado de la zona.

El IES Carlos Casares de Viana do Bolo, comarca pequeña al Nordeste de Galicia, recibió a finales de 2007 una delegación de la Unidad Educativa Timoteo Rondales de Bermejo, que proyecto en  mano, convenció de  la necesidad de contar no solo con una infraestructura digna, sino con un modelo educativo adecuado a las necesidades de la juventud.

Varias  instituciones vianésas del área educativa y social recibieron y escucharon al estudiante bemejeño Fernando Medina, a la Arquitecta y responsable del proyecto, Catherine Rojas y al profesor Arcil Arroyo, que viajaron expresamente para dar a conocer el proyecto.

Luis Fernández,  director del IES en Viana do Bolo, uno de los centros de formación más prestigiosos por sus emprendimientos educativos en el campo humanístico y técnico, sembró la semilla en Bolivia, porque siempre estuvo convencido de que “la cooperación es producto de una siembra y que con la educación se puede cambiar algunas realidades del mundo”.

Fernández que entre otras actividades, llegó de Galicia para presenciar este fin de semana el inicio de obras en Bermejo, constató que se ya se ha empezado a transformar la Unidad Educativa Timoteo Rondales. “No sólo es la infraestructura, es la esencia misma de esta relación entre los jóvenes de Viana do Bolo y los bolivianos. Mis alumnos han aceptado otras realidades, otros mundos y agradecido lo que tienen. Mis alumnos, los maestros, los padres, la sociedad  y todos estamos involucrados con este sueño por el derecho a la educación”, señaló.

Coincidentemente todos los involucrados en el proyecto, afirman que nos se trata de caridad, sino de intercambio de vivencias y necesidades lo que ha sostenido esta relación de hermandad  entre bermejeños y vianéses, que se acercaron mediante el intercambio de cartas, videos, fotos, los últimos 4 años.

El eje dinamizador  en el desarrollo de la zona mediante la calificación técnico –  profesional de los alumnos, que se gesta en Bermejo, significa un importante paso que se dio cuando los maestros de la zona  se animaron a continuar el octavo rumbo al bachillerato.  Fueron dos años en los que los nobles maestros  y maestras transitaron  kilómetros, sin paga.

Luego, poco a poco, llegaron los ítems y como cuenta el director de primaria, profesor Oswaldo Urreola,  que funge también de director en medio, (porque oficialmente no hay ítems para ese cargo), “hace años que andamos tras este sueño de ser un establecimiento que saque bachilleres. Los jóvenes se van a la ciudad sin un mayor futuro, o se quedan en el chaco, cuando podrían ser hombres más productivos para la sociedad y alcanzar sus metas, como otros jóvenes “, dijo.

Por su parte la arquitecta y responsable del proyecto, Catherine Rojas, subrayó que la consecución de este anhelado  sueño para la juventud de Bermejo, es el resultado de la participación de todos. Explicó que antes de trazar arquitectónicamente el proyecto,  primero había que despertarles el derecho a soñar a los jóvenes y el derecho de saber que merecían una mejor educación. Se hicieron talleres, charlas, exposiciones, se vieron  hasta películas para comprender los desafíos y finalmente entre todos trazaron el presente del que hoy son protagonistas.

Rojas, dijo que la primera fase  del proyecto, comprende la construcción de una infraestructura modelo que utilizará el material propio de la zona y propondrá una arquitectura ceñida a la cultura y patrimonio  de los bermejeños y, en armonía al paisaje que entre otros atractivos turísticos tiene a los pies de Bermejo un cerro legendario  de piedra colorada que semeja un gigante portal y desde cuya sima se observa  toda la planicie de la llanura oriental.

El pasado viernes, se cocinó una olla común y todos los alumnos del siclo medio empezaron  a desmoronar la construcción antigua que eran cuartos pequeños y viejos que utilizaban de vivienda los maestros.

Hombres y mujeres se compartieron la tarea y al unísono dijeron: “Por hoy misión cumplida”, más allá Luis Fernández, el maestro y director del IES, los miraba satisfecho, porque si el prestigio de cultivar valores e intentar ser diferentes en  Viana do Bolo ya le  ha   dado a esa institución un puesto en el contexto educativo gallego, los bermejeños también han empezado un camino de progreso siendo ciudadanos, solidarios, respetuosos de su patrimonio y del género. Todo con ” el sudor de la frente.”

Una razón para quedarse

Bermejo, que esta distante de Santa Cruz  a 80 kilómetros, es una de las poblaciones con menos desarrollo en la provincia, a pesar de contar con fuertes atractivos turísticos como lagunas naturales, variedad de orquídeas y cerros como el de Bermejo que representa un gran atractivo visual y un desafío que a cualquier alpinista le gustaría desafiar.

Los 10 alumnos de cuarto medio marcaran la historia en Bermejo por ser los primeros bachilleres 2008 de la  Unidad Educativa Timoteo Rondales. Los mejores alumnos se beneficiarán con becas de la Fundación Hombres Nuevos.

Su historia es parte del sueño de maestros, alumnos y padres.

Los maestros enseñaron gratis durante 2 años, aprendieron  de ser maestros de primaria a impartir materias para secundaria.

Los alumnos, aprendieron a quedarse  en el pueblo, a tomar la oportunidad de obtener un título, para luego aspirar a la universidad. Antes terminaban el octavo de primaria y se internaban al campo, a labrar la tierra. Otros tomaban el camino de la ciudad para perderse en la marginalidad de la gran urbe, los menos, lograban continuar  sus estudios en La Angostura o  Samaipata.

Los padres, aceptaron que les será más útil a sus hijos, la educación y que es un derecho por el que todos deben luchar. “Si hay educación los hijos se quedan a estudiar, para que los vamos a meter al monte a la faena o mandar a la ciudad para buscar trabajo, si primero pueden estudiar”, decía un padre que como otros de la comunidad  están agradecidos de que sus hijos pueden aspirar a un mejor futuro.

 

Testimonio

Cruzar las fronteras de la ciudad para llegar a los pueblos de Santa Cruz, es una tarea impuesta  para sobrevivir, no sólo a la escasez laborar en el oficio periodístico, ni al peligro al que hoy se exponen los hombres y mujeres de la prensa a la hora de transitar en busca de la información, es  sobre todo, la convicción de que conocernos en la diversidad nos llevará al entendimiento del progreso y el retrazo en las provincias.

La  convicción de que se puede tomar la mano de los otros con dignidad, sin que la ayuda  no sea caridad, sino intercambio, se pudo probar en la experiencia de Viana do Bolo y Bermejo.

Los jóvenes ansiosos de salir bachilleres en su pueblo, sin que sean truncados porque el sistema no los tomó en cuenta, los impulsó a trazarse un camino que transitan hace más de cuatro años. Elaboraron un proyecto, juntaron dinero y enviaron una delegación a Galicia donde contaron quiénes eran y cómo merecían ser.

Un acto emotivo se sucedió entonces, y las autoridades educativas del el Instituto de Educación Secundaria (IES) Carlos Casares, hicieron de “angeles” para convencer a los gallegos de que la ayuda española encajaba en el sueño de la Unidad Educativa Timoteo Rondales de Bermejo.

Después, todo es posible, hasta la emoción de esta humilde periodista que constató cómo los jóvenes sacaban  las tejas de sus viejas aulas, para limpiar el terreno donde tendrán un centro educativo para titularse a nivel técnico humanístico.

Y, es que es verdad, existe un pedacito de cielo en los pueblos de Santa Cruz que merece ser contado.

 

Mercedes Fernández

Periodista de Santa Cruz (Bolivia), colaboradora del proyecto Bermejo-Viana

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias de prensa del proyecto Viana-Bermejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s